Noticias

NOTAS DESDE EL DOE

  «Si tienes deseos de cambio, no puede seguir haciendo lo mismo.»
Albert Einstein.

Ha transcurrido un mes del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Un mes en el que, dándole prioridad a la salud de toda la población, tuvimos que cambiar nuestros hábitos y modos de relacionarnos. De manera vertiginosa los modos de vida personal, familiar y comunitario se vieron alterados provocando una ruptura sustantiva en todo aquello que formaba parte de nuestra rutina. Se produjo un quiebre en nuestras cotidianeidades que, de manera excepcional, nos pone de cara a una realidad desconocida que requiere de todo nuestro compromiso y esfuerzo para poder asimilarla y superarla. La escuela no escapa de esta realidad y, a pesar de que el edificio está cerrado, sigue presente para toda la comunidad.
Lejos de una “cuarentena” tranquila, las docentes debieron transformar su rutina laboral: clases virtuales, modificaciones en las planificaciones anuales y correcciones a granel son algunas de las nuevas tareas que enfrentan a las que se le suman, en muchos casos, la entrega bolsones con alimentos en el cole. El trabajo del aula se tuvo que adaptar a lo virtual, con todo lo que eso implica: se complica el contacto con sus estudiantes y por
ende su seguimiento, se multiplican las tareas y muchas veces el trabajo se acumula.
Agotadas, corrigiendo fotos borroneadas, haciendo malabares para dar respuestas a los requerimientos actuales, intentan combinar la búsqueda de recursos didácticos (como videos, explicaciones o incluso grabaciones de ellas mismas) con el aprendizaje del manejo del aula virtual. Tarea nada sencilla adaptar en tiempo récord el trabajo que se hacía adentro del aula al formato virtual. Se los aseguro. 
Por su parte, los padres y las madres que, además de teletrabajar, tienen que hacer de docentes en casa. A las dificultades cotidianas, se les suma el ar respuestas a los  requerimientos del momento: ayudar a resolver las actividades escolares, administrar las cuentas propias junto a las de sus hijos e hijas, son algunas de las tantas actividades que se suman a la rutina familiar. En el mejor de los casos, se organizan los horarios para el uso
de las computadoras, en otros recurren a los celulares y en muchos abusando de los datos móviles porque, como todos sabemos, hay zonas en las que la conectividad es poca o nula.
Y en el medio de toda esta locura están nuestros niños y niñas, nuestros estudiantes, que hace más de un mes que no salen a la calle, que no pueden ver a sus amigos, primos, familiares, que se “bancan” la incertidumbre y a veces hasta el malhumor de quienes están a cargo de su cuidado. Que también sufren episodios de estrés y angustia que sabemos propios de la situación, pero que aun así, muchas veces, no son entendidos ni contenidos
por sus familias. Todos, o la gran mayoría, han aprendido a lavarse las manos, a cuidarse, saben que lo mejor por el momento es estar al resguardo de sus hogares. Sin embargo he tenido la oportunidad de escuchar, por ejemplo, a mi sobrino decir que se siente “raro” porque extraña el jardín, o a la hija de mi amiga que necesita a su seño porque ella es quien le responde cuando no sabe qué hacer con la tarea. Mi sobrina adolescente me
cuenta que extraña ir a la escuela, que extraña los recreos, que quiere sentarse en el banco del cole… Estoy segura que ustedes también han escuchado cosas semejantes. Ellos, ellas comprenden y esperan. De una u otra manera saben que deben dar tiempo a que todo vuelva a ser como antes.
Y es que el ritmo de lo escolar tiene un papel clave en sus vidas. Por eso afirmamos que la escuela es insustituible, es un espacio subjetivador fundamental que, más allá de estos nuevos modos de presencia que estamos construyendo, requiere el estar allí en cuerpo presente. Por ahora, y no menos importante, sólo podemos hacer que, en la distancia que las circunstancias actuales nos impone, la escuela esté presente. Y ese es el
mayor desafío que enfrentamos por estos días.
Desde mi punto de vista, mantener el vínculo es uno de nuestros mejores logros.
Poder sostener y cuidar el lazo que nos permite actuar como sujetos, sin transformarnos en objetos de presiones y exigencias, hizo que no caigamos en la impotencia. Frente a la  excepcionalidad de la situación actual, se hizo indispensable vincularnos priorizando lo humano sin olvidarnos que, justamente por ser excepcional, este momento es transitorio.
Desde esta lógica, propiciamos que cada niño y niña pueda conectarse con sus compañeros y compañeras, con sus docentes y con el aprendizaje que está experimentando. Conservar esos lazos, más allá de las tareas o los trabajos prácticos de todos los días, forma parte de lo escolar que debemos y queremos conservar.
Sabemos que las familias no son los sustitutos de las docentes, pero también tenemos claro que las docentes no pueden sostener la escolaridad en la casa. Entonces estar conectados no es suficiente. Por eso queremos ir más allá al proponernos día a día alcanzar la asociación necesaria con nuestras familias en pos de un acompañamiento que además contenga, estimule y ayude a resolver las dificultades de nuestros niños y niñas.
El artículo 29 de la Convención de los Derechos del Niño, que en la Argentina tiene jerarquía constitucional, dice que el objetivo de la educación debe ser el desarrollo de las capacidades y aptitudes de los alumnos hasta el máximo nivel posible. Basándonos en esta premisa, es que asumimos el compromiso de pensarnos como educadoras desde un lugar diferente. Porque a pesar de lo difícil de la situación y de la incertidumbre que ésta nos
genera, queremos tomarla como una oportunidad que nos permita romper con nuestros propios esquemas de trabajo, utilizar variación de recursos didácticos que den lugar a la participación de los que están del otro lado de una manera activa y divertida, donde cada espacio, cada rincón, cada situación pueda ser pensada como oportunidad de aprendizaje. 
Nos queda un largo camino por recorrer todavía, pero sabemos que, si no caemos en la lógica mediática que contribuye al pánico, tal vez podamos transformar esta crisis en una gran oportunidad de cambio positivo en donde todos y todas podamos salir fortalecidos.

Lic. Silvina Romera

 
 
 
 

Notas desde el DOE

En tiempos en que no sólo es obligatorio sino también imprescindible quedarnos en casa, es necesario pensar en los diferentes modos de transitar esta cuarentena. El COVID-19 o Coronavirus, como prefieran llamarlo, no sólo será recordado por la catástrofe que produjo en la salud mundial, sino también por los cambios en las costumbres y rutinas que hemos debido afrontar.
Habrá ciertas actividades que no pueden realizarse y otras que cambian la modalidad, lo cierto es que la modificación radical de las rutinas cotidianas es un hecho a la hora de cumplir con la exigencia del aislamiento social obligatorio.
El corrimiento de la vida pública hacia el terreno de lo privado requiere de estrategias y recursos que nos ayuden a paliar la angustia y la incertidumbre del momento. No hay recetas infalibles, cada quien probará sus propias herramientas pensadas a partir de su contexto particular. El desafío consiste en poder desentramar las posibilidades de atravesar esta etapa manteniéndonos lo más estables posibles.
Por esto, desde el Departamento de Orientación Escolar (DOE), queremos acercarnos a nuestra comunidad educativa con las siguientes recomendaciones para estos días de cuarentena:
1. Tengan presente el objetivo del aislamiento. Gracias a éste, no sólo evitamos contagiarnos, sino también evitamos el contagio de otras personas.
2. Aunque no salgan de la casa, quítense el pijama o la ropa de dormir para evitar la sensación de discontinuidad y poder organizar los ciclos del día.
3. Eviten la sobreinformación. No es aconsejable sobre exponerse a noticias ya que puede generar ansiedad y aumentar el estrés. Consulten solamente fuentes de información confiables como organismos oficiales o instituciones prestigiosas, y siempre en momentos del día establecidos.
4. Mantengan algunas rutinas como por ejemplo los horarios para actividades escolares, el momento para las comidas, los horarios de sueño, actividades físicas, etc.
5. Aliméntense bien, manténganse hidratados, en la medida de lo posible tomen aire, sol y accedan la naturaleza siempre que esto no los lleven a romper la cuarentena.
6. Manténganse conectados con tus seres queridos por medios tecnológicos, ya sea por llamadas telefónicas o redes sociales como WhatsApp. Es muy importante conservar las redes sociales de contención para sentirse unidos y estar al tanto de qué le sucede a cada uno.
7. Realicen actividades que permitan sobrellevar los niveles de ansiedad. Estos pueden ser tanto ejercicios de respiración o relajación, como actividades manuales o físicas que sean factibles de realizar dentro de la casa.
8. Es un momento oportuno para aquellas actividades que los dispersen y son de su agrado y que muchas veces no encuentran momento para realizar, como leer un libro, ver una película, dibujar, escribir, pintar, cantar, bailar, etc. Es posible proponerse aprender algo nuevo, ya sea a través de tutoriales o de algún curso gratuito por internet (hay muchos en la plataforma de la UNC y son muy recomendables)
9. Sean solidarios y amables con la gente que los rodea. Es un momento difícil por lo que es necesario que nos acompañemos y apoyemos para atravesarlo lo mejor posible.
10. Y también sean considerados con Uds. mismos, con sus estados emocionales teniendo en cuenta que los cambios de rutina, la incertidumbre y la amenaza de la pandemia nos afecta por más saludables que seamos. Consideren que esto mismo les ocurre a las otras personas y que por lo tanto es imprescindible ejercitar la tolerancia tanto con uds. como con los demás.
Las dificultades de transitar la cuarenta tiene múltiples aristas, las herramientas que se ponen al servicio de esta nueva forma de organizar la cotidianidad son prueba y error que tienen como base las particularidades de la convivencia ya sea entre familiares, amigos o en soledad.
Esperamos que estén todos bien, viviendo estas semanas «al reparo» de sus casas y con la posibilidad de cuidar de Uds., que es también una manera de cuidar a los suyos.
Paz y Bien
Lic. Silvina Romera y Lic. Jessica Formigo
Departamento de Orientación Escolar

Sobre padres e hijos en situación de aislamiento por el Coronavirus

Se vienen planteando sugerencias muy interesantes y muy buenas, tales como que les mantengamos a los niños sus rutinas, que juguemos con ellos, podríamos agregar: que compartamos cuentos y canciones y que no los asustemos.
Me parece muy importante hablarles, explicarles con tranquilidad lo que pasa, que hay una situación transitoria (ellos no tienen muchas veces la misma dimensión del tiempo que tenemos los adultos) y que tenemos que tener una actitud solidaria y cuidarnos entre todos.
Pero no todos los padres ni todos los niños son ideales (en verdad ninguno lo es, tampoco nosotros) por lo cual tenemos que pensar qué puede ocurrir con los niños sin escuela y los padres con distanciamiento social y en medio de una pandemia.
Los adultos estamos angustiados, preocupados y asustados (cuando no hemos entrado en pánico) por una situación inédita y universal. Frente a esto, no siempre estaremos en condiciones de sostener la paciencia ni las ganas necesarias para jugar con los niños o ayudarles a hacer la tarea. Y esto sin la posibilidad de llevarlos a la plaza o a un cine.
A la vez, los niños detectan los temores, las angustias, el malestar de los padres y quedan angustiados y asustados aunque no se les diga nada. En verdad, es mucho peor si no se les dice nada porque pueden suponerse responsables de lo que está ocurriendo y del mal humor de sus padres.
El modo en que los niños muestran su sufrimiento es particular. Y quisiera enumerar algunas de las posibilidades:
– Pueden estar muy demandantes, pidiendo atención permanente.
– Pueden llorar de modo aparentemente inmotivado y con frecuencia.
– Pueden moverse sin parar.
– Pueden enfurecerse por cualquier cosa.
– Pueden negarse a hacer todo lo que se les pide.
– Pueden estar agresivos por momentos.
– Pueden comer en exceso.
Y hay muchas otras reacciones posibles.
Considero que es muy importante que entendamos que son modos de decirnos que ellos también están golpeados por la situación, que no salir a la calle es difícil, pero sobre todo no saber qué va a pasar y sentir que los adultos están mal y que sus ámbitos naturales se han quebrado, es muy conmocionante.
Escucharlos, intentar sostenerlos armando redes de adultos (aunque sea de modo virtual), compartiendo con amigas y amigos lo que está pasando en el seno de la familia, viendo cómo lograr que los niños puedan estar con otros niños (aunque sean dos o tres), puede ser una salida para que las niñas y los niños no queden solos y, sobre todo, para que al Coronavirus no se le sumen reacciones violentas con los más chicos.

 Beatriz Janin

 

Aporte de LIC. SILVINA ROMERA  –    Psicóloga
Departamento de Orientación Escolar

Comunicado Administración

Estimadas Familias.

Respetando la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional, se suspende la atención al público en la administración del Colegio desde el 16 al 31 de marzo.

Podrán abonar las cuotas mensuales mediante SIRO (Servicio Integral de Recaudación Online) que permite realizar pagos desde diversos canales, tales como adhesión al débito automático, homebanking o cajero automático, pagos en efectivo rapipago o pagofacil o pagos online con variadas tarjetas de débito y crédito en cuotas.

El cupón de pago (necesario para abonar por Siro) y cualquier tipo de novedad de carácter administrativo lo reciben a través de Aulicum (aplicación, la cual es posible descargar desde el Play Store de su teléfono) o podrán solicitarlo vía correo electrónico a administracion@delespiritusanto.edu.ar.

Muchas Gracias!

Instructivo SIRO

Queridas familias.
Informamos que a partir de este año ya no se van a poder utilizar las transferencias bancarias como medio de pago.
Para mejorar su experiencia de pago, hemos realizado la incorporación de SIRO (Servicio Integral de Recaudación Online) que permitirá realizar pagos desde diversos canales. (Adhesión al débito automático, homebanking, pagos online con diferentes tarjetas de crédito y débito).

Deberán solicitar el cupón de pago en la oficina de administración del colegio, y les llegara mensualmente a su mail por medio de una aplicación que se encuentra habilitada a partir de marzo 2020.
Instrucciones de uso
PAGOS ONLINE (debito – crédito)
1) Ingresar a la Página del BANCO ROELA (https://www.bancoroela.com.ar/)
2) Botón de Pagos SIRO Online
3) Ingrese el código de Pago Electrónico
4) Seleccionar el concepto que desea abonar
5) Identificar el Pagador (CUIL)
6) Seleccionar el método de pago (débito , crédito)
7) Confirmar
Desde BANCON: (débito)
1) Pagos
2) Pagos y Vencimientos
3) (Adherir impuesto / Servicio) O (Pagar por primera vez)
4) En Rubro seleccionar: “Administraciones y consorcios”
5) En Empresa seleccionar: “Banco Roela – Siro”
6) Colocar el Código de pagos Link anteriormente solicitado a la administración del colegio
7) Continuar
Otros Bancos
 Pagos de servicios e impuestos
 Colocar Banco Roela SIRO
 Ingresar el Código de pagos electrónico
 Pagar

Pagos en efectivo
En la oficina de administración en el colegio o habrá que dirigirse a una de las bocas de cobro (Rapipago, Pago Fácil) y presentar el cupón de pago con el código de barras anteriormente solicitado a la administración.

Medidas preventivas frente al Coronavirus para la comunidad educativa

El Ministerio de Educación de la Nación, mediante la resolución 2020-82-APN-ME recomienda la adopción de medidas preventivas en los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades del país (educación inicial, primaria, secundaria, superior y universitaria) sean éstos de gestión estatal o privada.

La resolución hace hincapié en la prevención, por ello se solicita a aquellas personas que hayan regresado de viaje en las áreas de circulación y transmisión de coronavirus a quedarse en sus hogares, aún aquellos que no presenten síntomas. Esta recomendación incluye a estudiantes, docentes y personal no docente. Al respecto, el titular de la cartera educativa, Nicolás Trotta, enfatizó: «Es importante que  permanezcan en el domicilio sin concurrir al establecimiento y evitar el contacto social por 14 días”.

Cada provincia y la Ciudad de Buenos Aires serán quiénes estarán a cargo de la justificación de los días de ausentismo. Hasta el momento, esta medida incluye a quienes hayan viajado a China, Corea del Sur, Japón, Irán, Italia, España, Francia y Alemania, lista que podrá extenderse a medida que lo indique el Ministerio de Salud de la Nación. 

Trotta explicó también que se están tomando todas las medidas necesarias para evitar que el coronavirus afecte la salud de nuestras niñas y niños, «por ello pedimos a padres, madres y docentes que acompañen las medidas y estamos en contacto permanente con las 24 jurisdicciones para que adopten las medidas pertinentes”. 

El Ministerio de Educación de la Nación de acuerdo a los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación, está distribuyendo a todas las escuelas y universidades del país, materiales gráficos que incluyen medidas de sanidad e higiene, para la prevención de las enfermedades virales como el coronavirus y también, el dengue y el sarampión. 

Asimismo, esta labor se está desarrollando en coordinación con el Consejo Federal de Educación que nuclea a las 24 jurisdicciones, el Consejo Interuniversitario Nacional y el Consejo de rectores de Universidades privadas.

Los materiales contienen información y recomendaciones para toda la comunidad educativa y ya están en proceso de distribución.

Medidas dispuestas: 

Desarrollar las actividades escolares y académicas según los calendarios establecidos. 

Reforzar las recomendaciones de prevención de infecciones respiratorias: lavado de manos frecuente con agua y jabón; cubrirse la nariz y la boca con el pliegue-codo o usar un pañuelo descartable al toser o estornudar; usar el cesto de basura más cercano para desechar los pañuelos utilizados; ventilar los ambientes; y limpiar frecuentemente las superficies y los objetos que se usan con frecuencia. 

Ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios (tos, dolor de garganta o dificultad para respirar) se recomienda no asistir al establecimiento educativo. 

En caso de estudiantes o personal de los establecimientos que regresen de viaje desde áreas con circulación y transmisión de coronavirus, a la fecha los siguientes países: China, Corea del Sur, Japón, Irán, Italia, España, Francia y Alemania -y los que indicare el MINISTERIO DE SALUD-, aunque no presenten síntomas, se sugiere que permanezcan en el domicilio sin concurrencia y evitar el contacto social por CATORCE (14) días.

Atención JARDIN!

Los días 26, 27 y 28 de febrero, de 9 a 11hs. tendrán su período de adaptación los chicos de la salita de 4 años.

No olviden que la PRIMERA REUNIÓN DE PADRES SALAS DE 4 AÑOS será el VIERNES 21 DE FEBRERO DE 2020, 10.00 HS.
Asistir puntual, sin niños/as.

IMPORTANTE INFORMACIÓN en este link!: http://www.delespiritusanto.edu.ar/nivelinicial/2019/12/27/familias-salas-4-anos-2020/